Alejandra Onieva una actriz de la jet

VANITATIS

Alejandra Onieva reconoce que no existe un momento concreto en su vida en el que decidiera que quería ser actriz, ya que desde que tiene uso de razón alberga en su interior esa ilusión.

Durante su infancia fue una niña muy vergonzosa, por lo que tuvo que aparcar momentáneamente esa innata pasión por la interpretación. La actriz recuerda esos años de niñez rodeada de su familia, especialmente de sus tres hermanos, a los que adora, y también de perros, una de sus pasiones.

Texto: María Luisa García Moro
Estilismo: Carla Aguilar
Fotografía: Olga Moreno

Leer en VANITATIS

Consigue el look